Llegaste tú.

Llegaste para salvarme,
sin buscarte y sin pedirte,
llegaste y me diste tanto,
me tendiste tu mano,
y salí de lo profundo del dolor,
me enseñaste a amar otra vez,
contigo volví a creer,
y aunque tuve miedo,
tu supiste darme paz.
Eres de esas personas,
que te cambian para bien,
que te sanan el alma.
Tu llegaste para hacerme feliz,
y la fortuna de tenerte,
es un regalo de la vida,
después de tantas lágrimas,
alguien quería amarme.
Llegaste para recordarme,
que el amor todo lo puede,
y que si la vida duele,
el amor lo puede aliviar.
Llegaste para hacerme reír,
después de tantas noches,
sumido en el dolor y la tristeza,
hoy tu sonrisa me abrasa,
y tu alma me besa.

Por: Jeison Acevedo

Espero les guste…

“Recuerda seguirme en el Blog y en mis redes sociales, además, si quieres dejar un comentario y compartir este post, sería estupendo, te lo agradecería mucho”
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: